Páginas vistas en total

viernes, junio 16, 2006

Villa Romana de Veranes: presentación de resultados.

Carmen Fernández Ochoa y Fernando Gil presentan los resultados definitivos del yacimiento romano, que «afianza la idea de una fuerte romanización» El yacimiento de Veranes se ha convertido en la 'niña bonita' del programa de excavaciones del Ayuntamiento de Gijón. Los grandes resultados de las investigaciones, consecuencia de lo que han ofrecido sus entrañas, la categoría y evidencia de los restos arqueológicos y su misma ubicación en el 'territorium' de la ciudad romana de Gijón -a unos ocho kilómetros del centro urbano-, han convertido el asentamiento romano y medieval en uno de los más destacados.

Así lo consideran los expertos, con la directora del programa arqueológico de Gijón, Carmen Fernández Ochoa, y el responsable del yacimiento de Veranes, Fernando Gil, a la cabeza. Ambos, convencidos de que Veranes, entre otras muchas cosas, «afianza la idea de una fuerte romanización», volvieron ayer a poner sus lindes e historia bajo los focos. Fue en el Real Instituto de Estudios Asturianos. Allí presentaron los resultados definitivos, los últimos datos que arrojan sus suelos y piedras y con ellos explicaron cómo eran las habitaciones de la villa y, a través de ellas, como funcionaba ésta en el siglo IV. «Sin duda, el momento de su máximo esplendor», advierte una entusiasta Fernández Ochoa.


Para mostrarla en su fulgor los arqueólogos han creado un programa virtual que permite al espectador recorrer imaginariamente las estancias de la que denominan villa de Verinius, «topónimo», según la directora del proyecto, «que consideramos por su proximidad a Verini, que, finalmente, sería el Veranes que conocemos».


Tras recordar que lo que realmente se conoce y se ha podido analizar es la parte urbana («ahora nos falta la rústica, donde guardaban los aperos y el ganado, y también la necrópolis»), Fernández Ochoa contó que lo primero que uno se encuentra en la casa es la zona de servicio. Es decir, la cocina, el horno y el granero, «situado todo en el norte del patio». A otro lado están los vestíbulos, dos, «uno más antiguo y otro más moderno, con constancia de que los dos funcionaban a mediados del siglo IV». De uno de ellos se accede a una especie de «segunda vivienda, diferente, que pudo estar destinada a un administrador, aunque esto es sólo una hipótesis», remarca la experta.

Se sabe también que hubo un gran pasillo, que culmina en la estancia principal, y que a su izquierda comunica todas las habitaciones. Cuenta Fernández Ochoa que al lado de la principal «hay otra secundaria, que no sabemos si perteneció a la mujer o al hijo».

Al recorrer el que está considerado uno de los lugares paradigmáticos para la investigación de la transición del mundo romano al medieval no olvidaron los dos expertos recordar la «extraordinaria» comparanza con los elementos decorativos de la iglesia de Santullano, ni mostrar el último hallazgo, un ladrillo con inscripción.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Tampoco silenció Dion Casio, al narrar la conclusión de las guerras cántabras, que Agripa exterminó a todos los enemigos en edad de empuñar las armas." En ésta ocasión está replicando el susodicho Guillermo M. López a un partidario de la tesis que sostenía Ochoa con el patrocinio del ayuntamiento de Gijón, continuo trascribiendo "¿Por qué quiere silenciarlo vd? ¿se identifica vd de tal modo con su especialidad que se siente impelido a justificar las acciones execrables del ejército romano, como dijo, que nunca fue una conquista a ultranza, a sangre y fuego, sino un proceso de adaptación? ¿O simplemente , emplea la táctica de minimizar todos los hechos históricos que puedan empañar la imagen de gloria del Imperio, no vaya a ser que los gijoneses se vuelvan críticos y consideren inadecuados los sentimientos de orgullo y honor que usted pretende expresamente inculcarles para que admitan la plataforma de hormigón en el campo Valdés?. Un prestigioso especialista moderno, Yann Le Bohec, en su reciente obra L´armee romaine (Picard Ed. , París 1989) considera que el ejército y la guerra fueron los únicos y verdaderos móviles de lo que se llama romanización. En Asturias no se estableció jamás ninguna colonia romana, sino simplemente un ejército que fue allí a explotar las riquezas de la región, tras masacrar, someter y esclavizar bestialmente a los antiguos pobladores."
Continuo "La escasa romanización de Asturias no es una tesis que yo necesite sostener, se sostiene por sí sola. Es un hecho incuestionable que ahí está y que reconocen todos los estudiosos del tema, y eso lo sabe usted perfectamente. ¿Qué autor español o extranjero afirma lo contrario? Podría llenar docenas de páginas con citas de todos los especialistas en este sentido, que emplean adjetivos como epidérmica, marginal, escasa, superficial, bajísima, etc. En realidad, es ridículo discutir siquiera este hecho. Por eso, voy a limitarme a citar una frase lapidaria (entre tantas semejantes) de uno de los mas prestigiosos especialistas en la Hispania romana, J.M. Blázques, que en uno de sus actualizados Nuevos estudios sobre romanización afirma taxativamente: La escasa romanización de los Astures, Cántabros y Vascones está confirmada por todos los investigadores que trataron este tema. En otro estudio afirma Blázquez lo mismo que expresan Pastor, Roldán y otros autores , que a Roma no le interesó nunca que los pueblos del Norte del Duero asimilaran la cultura romana. Sólo interesaban estos pueblos como cantera de reclutamiento para las legiones y la explotación de las minas". continuo "Pero el concepto romanización es en realidad impropio, como ya hace mucho que demostraron Rostovtzeff, Pflaum y Broughton, pues se basa en criterios extraídos de la expansión colonial europea del siglo XIX que los romanos nunca tuvieron. Con mas propiedad debería hablarse de asimilación, como es usual en los autores ingleses. Así por ejemplo Blázquez afirma que en el norte hispano la asimilación de la cultura romana era totalmente epidérmica, salvo en ciudades como Asturica Augusta, Flaviobriga y Pompaelo. Y en otro lugar: El panorama que se desprende del territorio astur transmontano es la bajísima asimilación de la cultura romana en los castros, el mantenimiento de las intstituciones y de la economía indígenas , la no generalización del urbanismo de tipo romano, las nulas consecuencias prácticas en el Norte de Hispania de la extensión del Ius Latii por Vespasiano y de la ciudadanía por Caracalla."

Anónimo dijo...

Llevan las Madres del Campo Valdés, más de veintitantos días de sonora protesta, de digna y tenaz oposición al último y mas aberrante de los proyectos hormigoneriles concebidos por el tándem Areces-Morales- Hay que estar allí una hora golpeando rítmicamente las vallas de la tiranía para valorar en su justo término lo que de sacrificio valeroso y ejemplar tiene tan prolongada actitud". "tampoco resulta muy ejemplar, desde el punto de vista democrático, haber enviado contra las Madres del Campo Valdés a toda clase de submarinos como ha hecho el alcalde. Pero como todo eso no ha sido suficiente, el alcalde no ha dudado en ir más lejos en su escalada antidemocrática prohibiendo la utilización de megafonía, ordenando arrancar carteles y borrar pintadas, filmando en vídeo desde las oficinas municipales a los manifestantes, etc" . " hay algo aún más grave , y es el acoso policial ordenado ejercer sobre las Madres del Campo Valdés, para aislarlas y amedrentarlas. Se cuenta para ello con un grupo nuevo de agentes de la Policía Municipal que actúan con métodos impropios de cualquier policía democrática, mucho menos de una municipal". "El jueves, once de junio, había en el Campo Valdés cuatro municipales de paisano intentando identificar a los manifestantes; uno de ellos fue el que golpeó a un vecino de Cimadevilla de 58 años, cuando ya no quedaba nadie en el lugar y refugiándose después en el propio edificio del ayuntamiento."

Ahora cito a Agustín José Antuña Alonso: "se ha escrito y hablado mucho -aunque nunca es bastante- sobre la aberración que supone lo que se está haciendo en el Campo Valdés, y se llega a la conclusión, frente a ello, de que es preferible conservar el hábitat de una ciudad como la nuestra antes que dejarse llevar por pasiones arqueológicas demedidas". " y a mayor abundamiento nos recuerdan un pasado más bien oprobioso, que disfraza nuestras raíces celtas, porque es inaceptable que se nos diga, como han hecho el señor Fernández Miranda y la señora Fernández Ochoa, en la Sociedad Cultural Gijonesa, que antes de Roma, Gijón no tiene historia ni habitantes..."

Guardo desde 1.992 toda ésta documentación y repito, de mi bolsillo estoy dispuesto a pagar el envío de fotocopias de los documentos por mi guardados a aquella persona que lo ponga en duda, o bien quiera verlos con sus propios ojos.

Así pues, la tesis novedosa de la señora Ochoa, FUE AMPARADA POLÍTICAMENTE, no seía la primera vez que se hiciese ni seguramente la última, ahí tenemos a Iruña Veleia con el patrocinio de ............ Por eso es lícito denunciar ese montaje, y yo, voy a seguir haciéndolo.

Anónimo dijo...

"En su línea de la floreciente romanización, ya en octubre pretendía usted que los restos de las termas debían ser un orgullo e incluso un honor para los gijoneses. Pero como expuse en noviembre, y acabo de recordarle antes, eso es justamente lo que pretendía el fundador del Fascismo, al instrumentalizar los restos arqueológicos romanos. Imita usted a Mussolini tratando de convertir esa herramienta en presunto motivo de orgullo de los gijoneses. Su pirueta propagandística es del todo grotesca"

"La dominación romana sólo puede ser motivo de orgullo y honor para los propios romanos, para Mussolini o cualquier imitador moderno con ínfulas de nuevo César y le repito lo dicho: es un escándalo que un arqueólogo apoye hoy de esa manera la propaganda del poder."

"Orgullo y honor son sentimientos que nada tienen que ver con la ciencia. Con su alegato, lleva a cabo usted una manipulación psicológica anticientífica. Pero además está usted realizando una falsificación histórica, porque no pueden aislarse los restos materiales de las termas de los hechos históricos que los motivaron. Y esos hechos básicos son que los romanos invadieron Hispania y tras casi 200 años de conquista, masacres y esclavizaciones sin cuento, hicieron lo mismo en el Norte. No fueron a bañarse en las terma ni a civilizar a los astures y cántabros, sino a dominarlos y a explotar las riquezas materiales y humanas de la región"

Anónimo dijo...

LA BANALIZACIÓN DE LA HISTORIA

"Uno de los maestros actuales más admirables por su sabiduría e independencia radical, Julio Caro Baroja, dice en uno de sus más recientes trabajos, bajo el revelador título de "La tragicomedia historiográfica", lo siguiente: Los dos peligros mayores creo que están en la banalización científica y en la banalización política de los conocimientos históricos y, aún más, en la frecuente combinación de las dos banalizaciones, fundada en la pretensión de dar apoyos tenidos por científicos a ideas que nada tienen que ver con la ciencia y el conocimiento: si acaso, con unas pequeñas elecciones a diputados provinciales o concejales".
Esto puede aplicarse mutatis mutandis, a las actuaciones y proyectos del ayuntamiento de Gijón sobre los restos arqueológicos de Cimadevilla y del Campo Valdés".
dejo de transcribir y añado y ahora de Veranes, prosigo con la transcripción "Pero allí no sólo se banaliza la historia en aras de un llamativo faraonismo, no sólo se convierten unos sencillos restos arqueológicos en gran obra propagandística, sino que, lo que es mucho más grave, se atenta directamente contra la Historia que encierran en potencia esos restos, y se destruye, a la vez, el patrimonio histórico más valioso de la ciudad.
El que esa destrucción se lleve a cabo, además, contra la clamorosa voluntad del pueblo, en una forma despótica, propia de dictaduras tercermundistas, es algo que causa verdadero estupor, contemplado desde una perspectiva europea y realmente democrática".

ACTA EST FABULA

"Pero si lo prefiere con más rancio sabor histórico y filosófico, por ejemplo en griego clásico, puedo decirle, como Epicuro a los platónicos Dionisokolax, adulador de Dionisos, que, entre otras cosas, era el dios de las mascaradas. Pero hace usted muy mal su representación, pues este trozo de su papel no es verosímil, no resulta psicológicamente creíble. Y el primer deber de un actor es hacer verosímil el personaje que representa.

Las últimas palabras que pronunció el emperador Augusto en su lecho de muerte fueron, al parecer, acta est fabula (se acabó la comedia). Así se anunciaba en el antiguo teatro romano el final de la representación. Creo que hubiera concluido usted de mejor modo su última puesta en escena con esa fórmula.
Por lo demás, lo de la muralla romana de Cimadevilla debería decírselo usted a su compañera Doña Carmen Fdez Ochoa, que estuvo muy observante de los deseos del poder para facilitar el recrecido que usted ahora, en histriónica pirueta, califica de barbaridad".